Crítica y contagio

  • Gabriel Giorgi New York University
Palabras clave: Sylvia Molloy, La vorágine, Deslecturas, Anacronismo, José Eustasio Rivera

Resumen

Desleer para leer: esa consigna abre la lectura que Sylvia hace de La vorágine, y se vuelve un gesto recurrente en sus lecturas críticas. “Desmontar”, escribe Sylvia, “esa red taxonómica que se ha ido tejiendo alrededor –y a veces a la vera– del texto para enfrentar su letra” (1987: 746).  Leer, ahí, es antes que nada desmontar, desarmar los marcos, las taxonomías, las fijaciones de lo ya-leído, ese repertorio de las lecturas que se asientan como sedimentos y se vuelve automatismo de la crítica, de la pedagogía, de las categorías de lectura. Gesto a la vez necesario y, añade, imposible: en esa  revocación, “siquiera tangencial”,  empieza “Contagio narrativo y gesticulación retórica en La vorágine”, un texto crítico de Sylvia de 1987, un momento, podemos pensar, de inflexión de la crítica que se producía desde EEUU (Sylvia estaba en ese momento en Yale; el texto sale en Revista Iberoamericana) donde los debates en torno al Boom y al testimonio, que fueron dominantes durante las décadas previas, empezaban a hacerle lugar a nuevos vocabularios críticos, y donde el culto del autor como filtro de toda lectura –tan determinante de los instructivos de lectura que se gestaron en torno al Boom– empezaba a desfondarse para hacer ver las operaciones del “texto” y de la escritura...

Resumen visto = 36 veces
PDF - Artículo descargado = 54 veces
HTML - Artículo descargado = 0 veces
HTML - Artículo descargado = 31 veces

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2021-05-19