Vejez e infelicidad

Otras gramáticas afectivas maricas en la narrativa de Alejandro Modarelli

  • Eduardo Mattio

Resumen

Teniendo en cuenta aquellos debates del “giro afectivo” relacionados con la ponderación disidente de ciertas trayectorias emocionales queer que se consideran fracasadas o malogradas (Halberstam, 2018; Love, 2007b, 2015), en este trabajo me interesa examinar algunos textos de Alejandro Modarelli —en particular, algunos relatos de Rosa prepucio (2011) y La noche del mundo (2016)— con el objeto de analizar el vínculo que sus crónicas trazan entre vejez marica e (in)felicidad. Si bien su narrativa ha sido leída atendiendo a la temporalidad anacrónica de la loca nostálgica que desafía el conyugalismo gay (Solana, 2017), entiendo que su trabajo también puede ser abordado en el contexto de las formulaciones que Heather Love (2007a) o Sara Ahmed (2019) han realizado respecto del “derecho a la infelicidad” o “la libertad de ser infeliz”. En ese marco, entiendo que las maricas viejas de la narrativa de Modarelli encarnan “afectos extranjeros” que interpelan y conmueven positivamente las gramáticas emocionales que el statu quo homonormado hoy convalida como apropiadas o deseables, componiendo así una est/ética disidente que entiende en otros términos lo que una vida buena pueda significar.

Biografía del autor/a

Eduardo Mattio
Doctor en Filosofía por la Universidad Nacional de Córdoba. Docente en la Escuela de Filosofía, Facultad de Filosofía y Humanidades (UNC). Investigador en el Área de Feminismos, género y sexualidades (FemGeS, CIFFyH, UNC).
Publicado
2019-11-15